Un proyecto de CSP de 4.000 millones de dólares respaldado por China entrará en cierre financiero en agosto

Por • 11 May, 2018 • Sección: Solar termoeléctrica

El mes pasado, la saudí ACWA Power firmó un contrato de ingeniería, adquisición y construcción (EPC, por sus siglas en inglés) con Shanghai Electric, una importante empresa eléctrica china, para instalar el proyecto DEWA en Dubái.

El proyecto de 700 MW de CSP con tecnología dual, concedido por la Autoridad para la Electricidad y el Agua de Dubái (DEWA) en septiembre de 2017, establece un nuevo récord en el sector en términos de tamaño y rentabilidad.

El proyecto requerirá 14.200 millones de dírhams (3900 millones de dólares) en inversiones y constará de tres centrales con sistema cilíndrico-parabólico de 200 MW y una de torre de 100 MW. El proyecto se concedió a un precio tarifario de 73 $/MWh e incluye hasta 15 horas de capacidad de almacenamiento energético.

La empresa española Abengoa y el promotor estadounidense BrightSource son los respectivos proveedores de la tecnología para las centrales de sistema cilíndrico-parabólico y de torre, con la que aportan al proyecto decenios de experiencia en el sector.

Los documentos del proyecto, como el acuerdo de compra de electricidad (PPA, por sus siglas en inglés) con la DEWA y los contratos de EPC, acaban de firmarse y las conversaciones con los prestamistas se encuentran en una «fase muy avanzada», según dijo Meriem Bellizim, director de proyectos de ACWA Power para la central de CSP DEWA de 700 MW.

El Banco Industrial y Comercial de China (BICC) es el organizador líder mandatario (mandated lead arranger) de un préstamo sénior de 1.500 millones de dólares. El BICC, el Banco de China y el Banco Agrícola de China se encargarán juntos de casi el 80 % de la deuda sénior.

Los socios financieros, entre los que se encuentran inversores locales e internacionales y varios grupos chinos, trabajan actualmente en las condiciones previas, según afirmó Bellizim. «El cierre financiero se producirá a finales de julio, quizá a principios de agosto«, dijo.

Instalaciones en China
Uno de los motores principales de la bajada de la tarifa es el PPA a 35 años facilitado por la DEWA, mucho más extenso que el típico a 20 ó 25 años que se ha estado ofreciendo para proyectos de CSP hasta la fecha, lo cual distribuye la inversión inicial en un periodo más largo y disminuye los gastos de capital anuales.

Las economías de escala y la adquisición de electricidad también desempeñarán un papel fundamental. La construcción de tres sistemas cilíndrico-parabólicos de 200 MW permitirá a los fabricantes introducir economías en serie.

La experiencia de Shanghai Electric como proveedor de la central y como contratista de EPC le facilitará la búsqueda de una mayor eficiencia en la cadena de suministro, explicó Bellizim.

Shanghai Electric es uno de los cinco mayores generadores de electricidad de China. Propiedad de la empresa China Power Investment Corporation, Shanghai Electric tiene una capacidad instalada total de 107 GW, incluidos 5 GW de energía solar y 10 GW de eólica. La empresa tiene presencia activa en 35 países.

En 2014, Shanghai Electric y BrightSource formaron una empresa en participación para la construcción de centrales de CSP a escala de operador eléctrico en China. La empresa en participación combinó la tecnología de torre y la experiencia en instalación de BrightSource con la experiencia con EPC y la cadena de suministro de Shanghai Electric.

La empresa en participación entre Shanghai Electric y BrightSource contempla la construcción de una torre de 135 MW con almacenamiento de sales fundidas para el proyecto Huanghe Qinghai Delingha en la provincia de Qinghai, seleccionada en virtud del programa piloto de demostración comercial de 1,35 GW de CSP de China. Los socios tienen intención de construir varias torres de 135 MW en el emplazamiento.

La empresa en participación ha contribuido a mejorar la eficiencia del diseño de torre central y de la cadena de suministro y ha disminuido los costes, según dijo en la conferencia Wang Deyuan, director general asociado de la unidad comercial de soluciones de integridad energética en Shanghai Electric.

Shanghai Electric ha estado trabajando con BrightSource para optimizar la instalación de campos solares para la tecnología de torre central, incluidos los espejos, los receptores de sales fundidas y los sistemas de control, y todas estas experiencias podrán aplicarse al proyecto de Dubái, según dijo Deyuan. «La conjunción de BrightSource y Shanghai Electric podría favorecer una solución integrada, especialmente en términos del campo solar», afirmó.

Trabajo por hacer
ACWA Power ha publicado un aviso de proceder limitado (LNTP, por sus siglas en inglés), que permite a Shanghai Electric seguir con la optimización del suministro antes del aviso de proceder completo que llegará a finales de este año.

Las preparaciones iniciales para la instalación contribuirán a reducir el riesgo del proyecto, según aseguró Deyuan. «Todas las experiencias y las lecciones aprendidas nos servirán para comprender mejor los retos a los que nos enfrentamos», dijo.

Para la central de sistema cilíndrico-parabólico, Shanghai Electric colabora con Abengoa con objeto de encontrar una solución innovadora para integrar del mejor modo posible el campo solar y el bloque de potencia, explicó Deyuan.

La prioridad de Shanghai Electric es maximizar el rendimiento general de la central, afirmó. «Conjugaremos las buenas prácticas con la experiencia acumulada… y seguiremos optimizando las soluciones. Nos hemos dado cuenta de que aún hay mucho que mejorar». Shanghai Electric buscará optimizar todos los aspectos de la cadena de suministro, incluidos los costes de las materias primas, aseguró Deyuan.

«Hay una gran demanda de cantidad para los materiales y el equipo… nos gustaría entablar conversaciones abiertas… para colaborar con los participantes de este proyecto y encontrar así las mejores soluciones», dijo.
Los beneficios de la cadena de suministro en el proyecto DEWA deberían contribuir a fomentar el crecimiento global de la CSP y a la construcción de una «cadena de suministro sólida» en Oriente Próximo, dijo Deyuan.

Entre los otros proyectos de la licitación de Oriente Próximo y África Septentrional (MENA, por sus siglas en inglés) se encuentra el proyecto híbrido PV-CSP marroquí de 800 MW Midelt, para el que se espera que se asignen los contratos en 2018. Las lecciones aprendidas impulsarán un ulterior desarrollo del mercado chino de la CSP, dijo Deyuan.

El programa piloto de demostración de China fomentará el crecimiento de una industria nacional de la CSP y la experiencia traída del extranjero en cuanto a la instalación y a la tecnología permitirá a China diversificar su base tecnológica, aseguró. «Esto nos brindará más oportunidades para lograr mejoras tecnológicas», dijo Deyuan.

Caída de los costes
Michael Geyer, vicepresidente de desarrollo comercial de Abengoa, dijo que con toda probabilidad veríamos próximamente una caída en los costes de la CSP.

El incremento en la eficiencia de los líquidos de transferencia de calor, las mejoras en los receptores y en los colectores y la automatización de la fabricación y de las actividades de operación y mantenimiento contribuirá a disminuir los costes, aseguró Geyer. «Todavía hay mucho que mejorar en la automatización de las actividades de operación y mantenimiento», destacó.

Una central de CSP con una capacidad de entre 100 MW y 150 MW podría necesitar un equipo de entre 50 y 70 operarios, y este número podría disminuir drásticamente gracias a la automatización, dijo Geyer. «Hay mucha menos automatización en estas centrales que en las de ciclo combinado [de gas] o en las de carbón», explicó.

«La condición más importante es que haya una continuidad en la proyección de centrales… en eso DEWA es un paso fundamental y también lo será China», concluyó Geyer.

Fuente: New Energy Update
Traducido por Vicente Abella
Fotografía: DEWA

Etiquetado con: , , , , , , ,

Los comentarios están cerrados.