Invernadero y paneles solares en una misma estructura

Por • 4 Dic, 2017 • Sección: Destacada

Los primeros cultivos que se plantaron dentro de invernaderos con capacidad de generación solar de electricidad han resultado ser tan sanos como aquellos cultivados en invernaderos convencionales, lo que indica que los invernaderos de este tipo son muy prometedores para la agricultura y al mismo tiempo para la producción de electricidad a partir de una fuente renovable.

El equipo de Michael Loik, Sue Carter y Glenn Alers, de la Universidad de California en la ciudad estadounidense de Santa Cruz, ha demostrado que estos invernaderos pueden capturar energía solar para electricidad sin reducir el crecimiento vegetal.

Los invernaderos solares productores de electricidad utilizan una nueva tecnología llamada WSPV (Wavelength-Selective Photovoltaic System). Esta tecnología genera electricidad de forma más eficiente y menos costosa que los sistemas fotovoltaicos tradicionales. Estos invernaderos están equipados en el tejado con paneles transparentes que incluyen una tinta luminiscente brillante de color magenta, que absorbe la luz y transfiere la energía hacia tiras fotovoltaicas estrechas, donde se produce la electricidad. Los sistemas WSPV absorben parte de las longitudes de onda azules y verdes de la luz, pero dejan pasar el resto, permitiendo que las plantas crezcan.

El equipo de Loik vigiló la fotosíntesis y la producción de frutos en 20 variedades de vegetales, incluyendo albahacas así como plantas productoras de tomates, pepinos, limones, limas, pimientos y fresas, todos ellos cultivados en invernaderos magenta en dos ubicaciones del campus y en una en Watsonville, California.

El 80 por ciento de las plantas no vio alterado su crecimiento, mientras que el 20 por ciento restante creció en realidad mejor bajo los paneles magenta.

En experimentos adicionales, se constató que las tomateras cultivadas dentro de los invernaderos magenta precisaban un 5 por ciento menos de agua para crecer en la misma medida en que lo hacen otras tomateras cultivadas en invernaderos más convencionales. Esto permite por tanto ahorrar agua.

Los invernaderos inteligentes usan la electricidad para controlar por su cuenta la temperatura, así como la acción de ventiladores, lámparas y sistemas de vigilancia. La tecnología WSPV tiene el potencial de permitirles a estos invernaderos ser autosuficientes energéticamente, pudiendo estar desconectados de la red eléctrica tradicional.

Más información.

Fotografía: Las plantas cultivadas en este invernadero “inteligente” crecieron igual o mejor que aquellas cultivadas en invernaderos convencionales. (Foto: Nick Gonzales)

Fuente: MIT

Etiquetado con: , , , , ,

Los comentarios están cerrados.