«Vapor solar transportable» Solatom, la alternativa renovable al gas natural en la industria

Por • 17 Oct, 2017 • Sección: Destacada

Solatom produce energía térmica para industrias en el rango de 120ºC-300ºC, produciendola mediante la concentración de la energía solar por medio de espejos que siguen la trayectoria del sol. Consiguiendo que el cliente reduzca su dependencia en combustibles fósiles, a la vez que evita la emisión de gases de efecto invernadero. Mediante un diseño único y patentado, Solatom ha sido capaz de introducir una planta de concentración fresnel en un contenedor convencional de mercancías.

El diseño actual de los competidores requiere de una planta de ensamblaje, una plataforma de ensayo, cimentaciones, etc. Esto implica unos altísimos costes de instalación y de desplazamiento de personal, que obliga al cliente a firmar contratos de muy larga duración, para una potencia fija y durante la vida entera de la planta; el cliente no tiene flexibilidad alguna durante los 20 años del contrato llave en mano que se ve obligado a firmar.

Solatom, mediante su diseño, ofrece tres ventajas fundamentales al cliente
– Modularidad: Los diferentes módulos pueden ser añadidos/quitados a medida que cambian las necesidades del cliente. De esta manera la producción de vapor se ajusta a las necesidades energéticas del cliente.
– Transportabilidad: El cliente puede cambiar de sitio la planta si así lo requiere. Esto puede suceder porque cambie la fábrica de sitio, o porque sus actividad requieran la movilidad del punto de generación de calor. Así mismo, se puede cancelar el contrato al cabo de un tiempo, ya que la planta puede ser llevada a otro cliente. El cliente ya no se ve sujeto a contratos de larguísima duración.
– Precio competitivo: El sistema único de Solatom permite reducir los costes hasta un 43%.

Estas tres ventajas, permiten además establecer un sistema de venta de energía en el que cliente paga únicamente por la energía consumida. No tiene que comprar la planta. De esta manera, Solatom elimina el riesgo tecnológico y la incertidumbre de consumo para el cliente.

«Hacemos sistemas solares para producir calor de alta temperatura como la fermentación de las cerveceras o las lácteas, por ejemplo», explica Frasquet, ingeniero que lleva seis años trabajando en el sector de la energía solar en una entrevista de Estefania Pastor para ValenciaPlaza.

Actualmente existen opciones pero no tienen la flexibilidad que piden las pequeñas y medianas empresas, que no pueden realizar instalaciones como las que se suelen plantear con este modelo. «Las instalaciones de calor solar son muy grandes y es difícil poder trasladarlas», explica. «Cuando trabajaba en Alemania montamos una infraestructura en dos meses, con nuestras placas la potencia es la misma y está montada en una semana».

La instalación de Solatom, acelerada por Lanzadera, es una caja llena de espejos que cuando llega a la industria se abre y con un montaje de una semana ya puede producir energía. Su sistema, que está patentado, se basa en una investigación realizada por Frasquet para su doctorado y la define como “la hermana pequeña de las grandes plantas termosolares”.

Lo hacen desde su taller de Aldaia, donde reciben los componente y los ensamblan. Actualmente, su sistema está patentado en España, Estados Unidos y México. «Diseñamos todos los circuitos tecnológicos e hicimos el algoritmo de seguimiento del sistema», explica.

Las compañías que implantan su tecnología consiguen sacar rentabilidad a la inversión a los cuatro años. Entre las empresas que ya tienen implantado su sistema se encuentra la valenciana Dadelos, dedicada a la agroquímica. Solatom fue ganadora de la final española de la venture competition de Climate-KIC. Ahora, competirá con 30 startups en la final de Helsinki con proyectos de todo el mundo.

Más información.

Etiquetado con: , , , ,

Los comentarios están cerrados.